6 Ideas increíbles para dietas fáciles y económicas

No necesita gastar mucho dinero para hacer dietas fáciles y económicas y alcanzar tus metas de pérdida de peso. Estos consejos expertos, baratos y a veces totalmente gratuitos, te ayudarán a perder peso y ahorrar dinero.

 Con todos los superalimentos de moda como polvos de proteína de fantasía, elixires de cúrcuma y cafés con leche de coco, puede parecer que perder peso y estar sano se trata de gastar dinero en alimentos caros.

Tu puede comer absolutamente bien y deliciosamente y adelgazar con poco presupuesto. Se trata de volver a lo básico.

6 Consejos a seguir para dietas fáciles y económicas

Compra aquí tus Pastilla Tendiren dosis 125mg 30 capsulas

A continuación te quiero compartir unos maravillosos consejos para que puedas tener una dieta que sea de beneficio para ti.

1- Reducir el desperdicio de alimentos

Reducir el desperdicio de alimentos

Ahorra mucho más dinero al mes comprando alimentos que puedan ser fácilmente reutilizados para diferentes comidas a lo largo de la semana. Por ejemplo, si tú hierves huevos duros, puedes comerlos al principio de la semana como merienda; más tarde en la semana, úsalos como adorno para ensaladas.

No dejes que el aguacate se desperdicie usa una parte en ensaladas y luego aplasta el resto con sal y jugo de limón para obtener un guacamole fácil de acompañar con unos  tacos. El hummus puede ser una buena salsa para los vegetales, pero el resto puede ser untado para sándwiches de pavo.

Conoce a nuestra Nutriologa Online- 20 min de Asesoría telefónica o por WhatsApp

2- Saltar orgánico

comer más frutas y verduras

Estás comprometido a comprar más, una buena idea ya que estos alimentos tienen menos calorías pero contienen fibra de relleno y volumen. Por otro lado, los productos orgánicos son muy caros.

Entonces, ¿qué puedes hacer? Olvídate de lo orgánico y llena tu plato con frutas y verduras convencionales. Si los productos orgánicos no están en tu presupuesto, no tienes que comprarlos para perder peso o estar saludable.  Comer más frutas y verduras, ya sean orgánicas o no, te ayudarán a comer más fibra y a obtener más vitaminas, minerales y antioxidantes en tu dieta.

Sin embargo, es bueno que sepas que puedes ir a los mercados de agricultores y comprar productos allí. Los productos cultivados localmente de pequeñas granjas pueden no estar certificados, pero a menudo se cultivan orgánicamente, puedes preguntar a los agricultores sobre sus métodos de cultivo.

Ve al mercado de agricultores justo antes de la hora de cierre, pueden ayudarte a negociar algunos acuerdos serios. También hay compañías de producción disponibles en ciudades selectas que te enviarán una caja de productos «feos» que son perfectamente buenos para comer y por un 30 por ciento menos que los precios de las tiendas de comestibles.

3- Comprar productos congelados y enlatados

Las frutas y verduras congeladas solían parecer bastante básicas, pero definitivamente forman parte de las mejores dietas fáciles y económicas.

Ahora tú puedes encontrar algunos productos congelados realmente ingeniosos y baratos, como espirales de zanahoria, arroz de coliflor y zoodles. Muchas verduras congeladas son tan nutritivas si no más que sus versiones frescas, y también suelen ser bajas en calorías, siempre y cuando se compren sin salsas añadidas.

Sus exclusivas espirales preparadas y aderezadas significan que también son más fáciles de incorporar en las comidas.

Las verduras enlatadas a menudo se pasan por alto, pero mantenerlas en la despensa es una buena manera de asegurarte de que siempre tengas verduras a mano, a nosotros nos gustan el maíz y los tomates. Elije verduras enlatadas sin sal agregada, o compara las latas para encontrar una con menor contenido de sodio.

Visita nuestra Tienda Online Zentenoshop.com

4- Prueba los servicios de entrega de comidas

 kits de entrega de comida

Antes de que te impresiones con los precios de los kits de entrega de comida, nos hemos dado cuenta de que en realidad te ahorran dinero. Nos dimos cuenta de que gastábamos más dinero en el supermercado que cuando comprábamos en  un servicio de suscripción, y es algo que muchos de mis clientes también han encontrado.

Esto se debe a que proporcionan pequeñas cantidades de ingredientes especiales de alta calidad, de modo que no tienes que comprar cantidades mayores que terminan desperdiciándose. Y, aunque son caros, hacen que la cena en casa se sienta como una noche de cita, lo que siempre es más barato.

Las suscripciones a la entrega de comidas también fomentan más la cocina casera, algo que las investigaciones han encontrado que está relacionado con tener un IMC más saludable y niveles más bajos de grasa corporal.

Si los kits de comida no están en tu presupuesto, prueba una receta barata para una buena cena en casa o sigue con el plan de comidas saludables dentro de tu presupuesto.

Puedes leer: 3 Posibles causas del trastorno por atracón

5- Agregar frijoles

agraga frijoles al plato

Los frijoles no son la comida más sexy, pero adivina qué: son algunos de los alimentos más baratos que se pueden encontrar en la tienda de comestibles, especialmente si los compras secos y das el paso extra para remojarlos durante la noche antes de cocinarlos. Y también son buenos para tu cintura.

Comer una porción diaria de legumbres, frijoles, arvejas secas, garbanzos y lentejas, se asoció con una pérdida de peso adicional de 0.75 libras en un lapso de seis semanas en comparación con las dietas sin estos alimentos. Suena modesto, pero ten en cuenta que lo importante es la tendencia a la baja, y los participantes no estaban haciendo otros cambios en su dieta para perder peso. Suena bastante fácil.

Los frijoles son también una de las opciones de proteínas más baratas de la tienda.

También deberías leer: Cómo aumentar la serotonina y mejorar el estado de ánimo

6- Sólo ve más despacio

dietas fáciles y económicas

Un estudio realizado en BMJ Open en 2018 concluyó que las personas que comían más lentamente reducían su IMC y la grasa del vientre de manera más efectiva que los que comen más rápido. La razón es simple y obvia, reduce la velocidad y estarás igual de satisfecho con menos, y tendrás sobras para demostrarlo.

Aunque es simple, reducir la velocidad puede ser difícil, especialmente si siempre estás comiendo en movimiento. Trata de limitar las distracciones, guarda el teléfono, apaga  el televisor, sepárate del trabajo, y haga un esfuerzo para bajar el tenedor entre bocado y bocado para disminuir la velocidad.

Espero que estos fáciles y útiles consejos puedan ayudarte para realizar una dieta balanceada, nutritiva y que a la vez te sirva para ahorrar dinero. No te olvides que hacer dieta no es dejar de comer, es realidad comer sano.

Comentar usando Facebook

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *